Water

Preguntas sobre cloro y agua

¿Cuál es la concentración máxima de cloro residual en agua de consumo humano?

En el Real Decreto 140/2003 (agua de consumo humano), en la tabla C del Anexo I, se fija la concentración máxima de cloro residual combinado que deben tener las aguas de consumo humano.

Se establece que la concentración de cloro combinado residual no debe superar 2 mg/l y el cloro libre residual no debe superar 1 mg/l.

¿Es perjudicial para la salud humana la presencia de cloro en el agua?

Si se respetan los valores recomendados para el correcto tratamiento del agua con cloro, no tiene por qué producirse ningún tipo de reacción perjudicial para la salud.

¿Qué precauciones se deben tomar al usar cloro para la desinfección de piscinas?

Ver "Poster del hipoclorito" en la sección de Publicaciones.

¿Cuáles son los niveles óptimos de cloro en piscinas?

En el España cada Comunidad Autónoma dispone de una regulación específica en relación a este tema. Por ejemplo, en Cataluña, el Decreto 95/2000, por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a las piscinas de uso público, dispone en su artículo 20 que el cloro libre en la piscina deberá mantenerse entre 0,5 ppm y 2 ppm y el cloro combinado no debe sobrepasar las 0,6 ppm. También indica que las determinaciones de estos parámetros deben efectuarse al menos dos veces al día, en los momentos de apertura de la piscina y de máxima confluencia de público. Diferentes documentos de varios organismos europeos van en el mismo sentido.

En las piscinas cubiertas, que es donde en la práctica se hacen patentes los aspectos de una mala dosificación, debe prestarse atención a un aspecto fundamental: la renovación del aire. A tal efecto, deben disponer de los mecanismos necesarios para asegurar la renovación constante del aire en el recinto, garantizando una temperatura y humedad relativa adecuada. Está estipulado que debe insuflarse un caudal de aire nuevo de 22 m3/h por bañista.

¿Por qué es mejor utilizar cloro para potabilizar el agua del grifo en lugar de otras técnicas disponibles?

Desde hace muchos años el cloro (CL2), el hipoclorito sódico (NaClO) y el dióxido de cloro (ClO2) son las sustancias que se usan para la cloración. Este método es el único que garantiza que el agua potable llegue hasta los grifos de las casas en perfectas condiciones. La cloración impide además que proliferen las algas y los hongos en el interior de los tubos de suministro y en los depósitos de almacenamiento. El uso de otras técnicas, como desinfección con ozono o con radiación ultravioleta, aunque son también eficaces tienen el inconveniente de ser de acción temporal.

¿Por qué huele la piscina?

Si una piscina huele a cloro es porque el agua se está desinfectando. El cloro, que es un producto muy activo, reacciona con los contaminantes aportados al agua por los bañistas para destruirlos. Son estas reacciones las que provocan ese característico "olor a cloro" que a veces se nota en las piscinas, sobre todo si están cubiertas, y que puede ser molesto. Si no hubiera contaminantes en el agua, el olor sería prácticamente inapreciable.

¿El cloro estropea la ropa de baño?

No por encima del deterioro normal de la ropa derivada de su uso habitual, o del normal deterioro que sufre cualquier ropa cuando se lava con agua, siempre y cuando el tratamiento y desinfección del agua de la piscina se realicen correctamente, y las características de la misma sean las adecuadas.

¿Qué es exactamente el hipoclorito, el cloro residual libre y el cloro libre?

El hipoclorito sódico (NaOCl) o potásico (KOCl) son productos obtenidos por la reacción del cloro con una disolución de hidróxido sódico o potásico. El cloro adquiere en el agua diversas formas, cada una de ellas con un poder desinfectante diferente que evoluciona con el tiempo, según la cantidad de materia orgánica, concentración de cloro, temperatura, radiación solar, etc.

El ácido hipocloroso es la forma activa del cloro, el cual le da el poder desinfectante. La formación de este ácido (cloro activo) se potencia si el pH es bajo. Éste se ha de mantener entre 7,0 y 7,8.

El cloro residual libre es la cantidad de cloro en el agua en forma de ácido hipocloroso o hipoclorito. El cloro residual libre puede oscilar entre 0,5 mg/l y 2 mg/l.

El cloro total no sobrepasará más de 0,6 mg/l el nivel medido de cloro residual libre. Algunos conceptos a recordar son:

  • Cloro residual: fracción de cloro añadido que conserva sus propiedades desinfectantes.
  • Cloro residual libre: cantidad de cloro presente en el agua en forma de ácido hipocloroso o hipoclorito.
  • Cloro residual combinado: la cantidad de cloro presente en el agua en forma de cloraminas u otros compuestos orgánicos de cloro.
  • Demanda de cloro: diferencia entre el cloro añadido y el cloro disponible residual

¿Existe la posibilidad de que un agua que haya recibido un tratamiento de cloración (potabilización) pueda perder todo el cloro tras filtrarse con tierra?

El cloro es el único desinfectante que garantiza que el agua correctamente clorada llega al grifo en perfectas condiciones de uso. Una filtración a través de arena (tierra) retendrá la materia en suspensión y las materias coloidales (si existen) pero no el cloro libre, que garantiza la desinfección. De todas formas y como dice el Real Decreto 140/2003, corresponde a los municipios el control de la calidad del agua del grifo. De esta forma las autoridades deberán ajustar el cloro añadido en función del cloro libre remanente al final.

¿Cada cuánto tiempo hay que volver a clorar el agua si no se usa muy a menudo?

Hay que medir el cloro libre, el cloro combinado y el pH y ver si están dentro de los valores recomendados. Si no es así, corregir.

Logo : ANE asociation nacional de electroquimicaLogo : Euro Chlor
Última actualización del sitio 15 junio 2012